Iº día internacional de concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos

Promovido por la Asamblea General de Naciones Unidas, hoy se celebra el I Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, y desde Askora nos queremos sumar al mismo. Un problema muy extendido en nuestra sociedad y hasta ahora normalizado, al que llevamos años haciendo frente desde nuestras cocinas y comedores.

Según el estudio “Escuelas contra el despilfarro alimentario” elaborado por el Centro de Investigación en Economía y Desarrollo Agroalimentario (CREDA) en 2019,  y premiado por  Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona (PEMB) y el IND+I Science en la categoría “Agenda de desarrollo metropolitano”, un comedor escolar tira a diario 20,5k de comida a la basura. Un error que se debe a la falta de control y auditoria sobre los residuos generados en el servicio.

En Askora, siguiendo nuestra conciencia social y ambiental, nos unimos a la Plataforma de Euskadi Contra El Despilfarro de Alimentos, en la cual participamos desde 2018. Además, realizando un proceso de mejora interno, implantamos criterios y protocolos que nos ayudan a controlar el despilfarro dentro de nuestros procesos de planificación de menús, compras y también en el propio proceso cocinado y servicio. Gracias a ello, podemos decir que a día de hoy nuestras cocinas centrales no generan excedentes.

Pero el despilfarro alimentario es un problema del que todas y todos somos parte, desde empresas, a instituciones, familias… Todas y todos contribuimos en este problema de carácter mundial y para darle solución, debemos concienciarnos y comenzar a cambiar nuestros hábitos. Y es que muchas veces no somos conscientes de las consecuencias que tiene un simple gesto como el de tirar algo a la basura. Por eso, organizamos talleres en los que nuestros comensales conocen los efectos que nuestros hábitos de consumo tienen y aprenden pautas para mejorarlos.

Según WWF el malgasto de alimentos generado tanto en el ámbito industrial, como en hostelería y en los propios hogares es la causa del 15% de las emisiones de gases de efecto invernadero, generando una pérdida económica de 143 billones de euros al año en la Unión Europea. Si además de los factores económicos y ambientales, tenemos en cuenta aspectos socio-económicos, aflora también la desigualdad social: En el año 2017 mientras 112 millones de personas vivían en la UE en hogares en riesgo de pobreza y 5,8 millones de personas vivían sin tener acceso a una alimentación adecuada o saludable, se desperdiciaron 88 millones de toneladas de alimentos.

En Askora asumimos nuestra responsabilidad y seguiremos trabajando para hacer todo lo que esté en nuestras manos: Una alimentación saludable, sostenible y ética.