Ante la violencia de género, TOLERANCIA CERO

La violencia contra las mujeres es un problema que nos ocupa a todas las personas y el cual debemos abordar y trabajar de manera transversal en la sociedad: partiendo de nuestra responsabilidad individual, pasando por un sistema educativo paritario, adecuar contenidos televisivos y musicales, así como con la actuación de asociaciones, empresas e instituciones.

En Askora llevamos años trabajando en pro de la igualdad y los derechos de las mujeres, fruto de ello, hemos desarrollado nuestros Planes de Igualdad, en los cuales se incluyen protocolos y actuaciones ante cualquier tipo de agresión hacia las mujeres en el entorno laboral.

Pero como empresa, no solo debemos adoptar políticas y medidas para actuar frente a las agresiones. Como agente social que somos, debemos actuar para, dentro de lo que está en nuestras manos, tratar de concienciar a la ciudadanía y dar pasos en pro de una igualdad real.

Por eso, hoy hemos querido visibilizar esta lacra social en los centros educativos en los que operamos, mediante una acción simbólica. Queremos que el alumnado vea la violencia de género como un problema que nos atañe a todas y todos, que reflexionen sobre él, sobre lo que cada persona podemos hacer para erradicar hábitos machistas arraigados en nuestro día a día y mejorar la situación. Este año, hemos sustituido las servilletas blancas por servilletas moradas, acompañadas de una campaña de concienciación dirigida a niñas, niños y adolescentes, en la cual hemos querido mostrarles ejemplos de violencia machista presentes en su día a día.

Hoy nuestros comedores se tiñen de morado para concienciar, reivindicar y actuar.

En Askora creemos en una sociedad basada en la igualdad, respeto y libertad de las personas. Y seguiremos trabajando en ello día a día.